sábado, 16 de junio de 2012

Un poema portugués

O ESTERCO DO MUNDO
Tenho amigos que rezam a Simone Weil
Há muitos anos reparo em Flannery O’Connor

Rezar deve ser como essas coisas
que dizemos a alguém que dorme
temos e não temos esperança alguma
só a beleza pode descer para salvar-nos
quando as barreiras levantadas
permitirem
às imagens, aos ruídos, aos espúrios sedimentos
integrar o magnífico
cortejo sobre os escombros

Os orantes são mendigos da última hora
remexem profundamente através do vazio
até que neles
o vazio deflagre

São Paulo explica-o na Primeira Carta aos Coríntios,
«até agora somo o esterco do mundo»,
citação que Flannery trazia à cabeceira

Es un poema de José Tolentino Mendonça (de A Estrada Branca, Assírio e Alvim, 2005) y ya no me acuerdo dónde lo vi, pero es excelente.

Traducción mía [mala]
El estiércol del mundo
Tengo amigos que rezan a Simone Weil
Desde hace años reparo en Flannery O'Connor

Rezar debe ser como esas cosas
que decimos a alguien que duerme
tenemos y no tenemos esperanza alguna
solo la belleza puede descender para salvarnos
cuando las barreras levantadas
permitan
a las imágenes, los ruidos, los espurios sedimentos
formar parte del magnífico
cortejo sobre los escombros

Los que rezan son mendigos de la última hora
se agitan profundamente a través del vacío
hasta que en ellos
el vacío deflagre

San Pablo lo explica en la Primera Carta a los Corintios,
"hasta ahora somos el estiércol del mundo",
cita que Flannery tenía en la cabecera.

3 comentarios:

Javier Vicens dijo...

No me parece una mala traducción. Pero, claro, yo no sé ni portugués ni nada.
Animado por esta confianza me atrevo a sugerir una enmienda al segundo verso.
"Desde hace años reparo en Flannery O’Connor"

Anónimo dijo...

Na minha opinião, a tradução está ótima, porém concordo com a emenda sugerida por Javier Vicens. Grande abraço e vida longa.

Angel Ruiz dijo...

Bueno, con dos opiniones, una de alguien que escribe muy bien en español y otra de alguien que sabe portugués: lo cambio ya.