viernes, 1 de febrero de 2013

Three wailing women

En un estudio muy bueno de J. F. Desmond* se estudia la escena en la orilla de Los violentos lo arrebatan como una crucifixión: Rayber 'nailed to the bench' de la barca, descubre de pronto qué pasaría si se quedaba solo sin su hijo, pide ayuda y un extraño calvo con 'administra' a su hijo Bishop la respiración artificial mientras "three wailing women" están mirando (71-72).
Después, mientras lo miraba, experimentó un instante de pánico absoluto en el que imaginó su vida sin el niño. Y entonces se puso a gritar como un desaforado. Salió pesadamente del agua con el cuerpo inerte en brazos. La playa, que antes le había parecido desierta, se pobló de desconocidos que de todas partes acudían en su ayuda. Un hombre calvo con pantalón corto de rayas multicolores se puso enseguida a practicarle la respiración boca a boca. Aparecieron tres mujeres gimientes y un fotógrafo. Al día siguiente, en el diario publicaron una foto en la que aparecía el salvador, el trasero a rayas en primer plano, afanándose por auxiliar al niño. Rayber estaba arrodillado a su lado, mirando con expresión desesperada. El pie de foto decía: PADRE EXULTANTE PRESENCIA LA REANIMACIÓN DE SU HIJO.
Then as he looked at it, he had a moment of complete terror in which he envisioned his life without the child. He began to shout frantically. He plowed his way out of the water with the limp body. The beach which he had thought empty before had become peopled with strangers converging on him from all directions. A bald-headed man in red and blue Roman striped shorts began at once to administer artificial respiration. Three wailing women and a photographer appeared. The next day there had been a picture in the paper, showing the rescuer, striped bottom forward, working over the child. Rayber was beside him on his knees, watching with an agonized expression. The caption said, OVERJOYED FATHER SEES SON REVIVED.
También ahí me llamó la atención la relación de Rayber con el supuesto ideal "guardián en el centeno" (que, con esta comparación, se ve muy bien lo poco que vale en sí mismo):
Rayber se vio huyendo con la niña [una niña predicadora a la que quiere 'salvar' de la religión] a un jardín vallado donde le enseñaría la verdad, donde reuniría a todos los niños explotados del mundo y dejaría que el sol inundara sus mentes (332, trad. Celia Filipetto)
Rayber saw himself fleeing with the child [una niña predicadora a la que quiere 'salvar' de la religión] to some enclosed garden where her would teach her the truth, where he would gather all the exploited children of the world and let the sunshine flood their minds (73).
---
J. F. Desmond, "FO'C and the Displaced Sacrament", en J. H. McMullen, J. P. Peede (eds.), Inside the Church of Flannery O'Connor. Sacrament, Sacramental and the Sacred in Her Fiction, Macon, 2007, p. 71-72